Muere Hugh Keays-Byrne, el villano por excelencia de la saga ‘Mad Max’

297

El actor, que falleció a los 73 años, interpretó a Immortan Joe en ‘Mad Max: Furia en la carretera’.

autopista (1979), este intérprete especializado en teatro y TV regresó al páramo en 2015 como Immortan Joe en Mad Max: Furia en la carretera.  

Al anunciar la muerte de Keays-Byrne en redes sociales, el director Ted Geoghegan (Todavía estamos aquí) se ha referido a él como «una leyenda jamás contada del cine australiano», destacando su reputación de amabilidad y simpatía con sus compañeros. 

El actor Hugh Keays-Byrne en ‘Mad Max’ (1979) y ‘Mad Max: Furia en la carretera’ (2015).

Algo en lo que ha hecho hincapié Charlize Theron, su antagonista en la pantalla: «Es pasmoso que pudieras interpretar tan bien a un malvado señor de la guerra siendo una persona tan amable y encantadora. Te echaremos de menos, amigo», ha escrito la sudafricana en Twitter.

Nacido en 1947, en una India aún bajo dominio británico, Keays-Byrne se mudó a Inglaterra, donde llegó a formar parte de la Royal Shakespeare Company entre 1968 y 1972. En 1973, un viaje a Australia junto a la compañía de Peter Brook para interpretar allí El sueño de una noche de verano le llevó a fijar su residencia en la isla-continente. 

La carrera de Hugh Keays-Byrne nunca fue estelar, pero sí versátil. En ella podemos encontrar tanto películas de ciencia-ficción de serie B (Droides, Sangre de héroes), cine de autor (Donde sueñan las verdes hormigas, de Werner Herzog) y series de TV para niños como esa El valle secreto que tan popular fue en la España ochentera, y en la que sacó partido de su capacidad para interpretar a villanos over the top con su personaje de magnate inmobiliario.

Irónicamente, el papel decisivo de Keays-Byrne fue uno que jamás llegó a rodar. George Miller contó con él para dar vida a J’onn J’onzz, el Detective Marciano de la Liga de la Justicia, en un proyecto sobre los héroes de DC que murió antes de nacer. Pero el fin prematuro de dicho filme obligó a Warner a financiar Mad Max: Furia en la carretera, con los resultados que todos sabemos. 

Gracias a ese resbalón, ahora podemos decir que Hugh Keays-Byrne no ha muerto: corre hacia el Valhalla, brillante y cromado. 

Comenta y comparte