Ecuatoriano habría financiado con USD 865.00 al magnicidio del presidente haitiano

267

Según el diario The Haitian Times, esa compañía es dirigida por el ecuatoriano Walter Veintemilla, un prestamista de capital con sede en Miramar, Florida.

Veintemilla habría enviado un comunicado en el que admitió haber proporcionado unos USD 865.000 no solo al doctor haitiano estadounidense Sanon, sino también a la empresa de seguridad CTU Security, propiedad del venezolano Antonio Intriago, ambos sospechosos de llevar a cabo el asesinato del mandatario de Haití.

Si bien la empresa del ecuatoriano está bajo investigación por el magnicidio, negó tener conocimiento de que ambas personas estaban conspirando.

CTU Security es una compañía de venta de equipos de seguridad que también ofrece servicios de protección para personas y organizaciones desde empresas a colegios, de investigación privada y de entrenamiento de perros.

De acuerdo con el diario Washington Post, tanto Sanon como Intriago serían responsables de reclutar y reunir una fuerza de seguridad privada para proteger a Sanon hasta que se convirtiera en presidente de Haití.

Según documentos recopilados por el medio estadounidense, el doctor finalmente les reembolsaría por sus servicios utilizando los activos del país caribeño.

Como parte de la investigación, también se conoce que exmilitares colombianos están involucrados en la muerte de Moise.

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía de Colombia, manifestó que el capitán retirado del Ejército colombiano Germán Rivera fue informado “de esta reunión para la contratación inicialmente de unos servicios de seguridad”.

Relató que posteriormente, se compraron los billetes de avión a través de la empresa Worldwide Capital, del empresario ecuatoriano, para que ingresaran a Haití el resto de las personas que se unirían al grupo que ya estaba conformado desde mayo.

La Policía colombiana también informó que se identificó a un exfuncionario haitiano, Joseph Felix Badio, como el responsable directo de ordenar a dos mercenarios colombianos matar al presidente de Haití, cuando el plan inicial era capturarlo.

La entidad dio a conocer que inicialmente viajaron cuatro personas para estos “servicios de seguridad” desde finales de abril y mayo, luego se les unieron 20 personas más.

Trascendió que, en junio, durante una reunión con Joseph Felix Badio y una persona llamada ‘Ascar’, German Rivera y Duberney Capador fueron informados de que se va a arrestar al presidente.

En su intervención, Vargas precisó que el grupo se trasladó a una casa cercana a la residencia presidencial e iniciaron su entrenamiento para en la madrugada del 7 de julio cometer el magnicidio.

Un total de 24 policías que habían sido asignados a la protección de la residencia del presidente haitiano están siendo investigados.

Por su supuesta participación en el asesinato, hasta el momento permanecen arrestados 18 exmilitares colombianos, presuntos integrantes del comando acusado de realizar el ataque, y cinco haitianos-estadounidenses, entre los que se encuentra el médico Christian Emmanuel Sanon.

Fuente: El Universo, redes sociales

Comenta y comparte